Esta máquina dispone de un alimentador que coloca los tableros sobre la cinta de arrastre. Una pequeña cinta recibe las barras desde una formadora, y las coloca ordenadamente sobre los tableros. Los tableros son acumulados en una torre a la salida, a la espera de ser retirados por un operario, y listos para ser introducidos en el horno.